El cloud computing consiste en ofrecer servicios de computación a través del internet usando el almacenamiento en la nube. Esto permite que el usuario no tenga que instalar nada en su ordenador, no obstante, tendrá acceso a diferentes servicios (desde lo más básico a lo técnico).

Principales beneficios:

Existe una gran cantidad de beneficios que caracterizan la computación en la nube. 

Cabe destacar que ofrece un método conveniente para acceder a servidores, almacenamiento, bases de datos y una gran variedad de servicios de aplicaciones a través de Internet. 

Además con la informática en la nube uno de los mayores beneficios es el hecho de que ofrece la oportunidad de actuar y abordar de forma eficiente los costos de TI, pues presentan como tendencia un escalamiento constante de recursos ya que si tomamos por ejemplo una solución clásica, como es la implementación de servidores físicos, implican un costo alto para iniciar operaciones y el mismo tiene un tope con respecto a los recursos disponibles puesto que tomando en cuenta el crecimiento promedio de una empresa dicho servidor tendrá sobresuscripción de usuarios,  lo cual implicaría procurar de nuevos equipos y espacio para suplir este surplus.

En LancerGroup podemos solucionar esta problemática presentada anteriormente a través de nuestro esquema de escalamiento de recursos y metodología de costos variables. Pues con el Cloud Computing podemos cubrir la sobresuscripción de usuarios, aumentando o disminuyendo los recursos necesarios para mantener la infraestructura de una manera óptima.